16 octubre, 2021

¿Qué es el SEO?

“SEO” es una abreviatura que significa: Search Engine Optimization o, en español: Optimización de Motores de Búsqueda.

El SEO es una disciplina que consiste en aplicar una serie de técnicas tanto dentro (On-Page) como fuera (Off-Page) de una determinada página web, con el objetivo de optimizar su visibilidad en los resultados orgánicos de los diferentes motores de búsqueda.

Es decir, es un conjunto de acciones enfocadas a mejorar la posición del sitio en los resultados de búsqueda para las consultas específicas de los diferentes usuarios, con el fin de aumentar el tráfico web y la posibilidad de monetización.

Es muy importante tener pendiente que cuanto más alta sea la posición de un sitio web en la SEO, en teoría, mayor número de visitantes llegarán a él desde los motores de búsqueda.

Origen del término SEO

A principios de los 90 Internet estaba en pañales y el concepto de optimizar en buscadores no existía, el uso de Internet empezaba a popularizarse y su expansión era indiscutible, era una revolución que era cuestión de tiempo que explotara mundialmente. Ya a mediados de los 90, los buscadores de Internet empezaron a conocerse, aunque Google aún no hacía su aparición, sí existían ya las páginas web.

Los primero en hacer un trabajo de posicionamiento y de optimización de los sitios para motores de búsqueda fueron los administradores de páginas web o también conocidos como webmasters. Ellos se ocupaban de todos los aspectos técnicos de una web, es decir el direccionamiento, diseño y, obviamente, de indexar la web en los buscadores. Se trataba de un proceso técnico que implicaba la descarga de la web en los servidores del motor de búsqueda e indexar todos los vínculos de la web (incluyendo palabras).

En 1997 se empezó a dar relevancia al posicionamiento en los buscadores, ya que los dueños de la web empezaban a notar la importancia que tenía el SEO en sus sitios, el rango y lo visibles que eran para los motores de búsqueda. Se podría decir que es aquí donde nace el concepto de SEO como es conocido hoy.

Danny Sullivan, famoso analista de sistemas, explica que en 1997 la frase “optimización de motores de búsqueda” empezó a hacerse común, dando pie al nacimiento de lo que hoy conocemos como posicionamiento en buscadores o SEO. De ese mismo año, 1997, data el primer documento SEO, creado por John Audette, fundadora de la compañía Multimedia Marketing Group, quienes hicieron un trabajo de SEO a una web llamada MMG.

Con la llegada de Google, en 1998, el concepto evolucionó, se podría decir que la evolución del SEO se produjo la par que la del gigante tecnológico. Los fundadores de Google crearon el algoritmo Backrub, que pusieron a prueba en su buscador. Ya en el 2004 Google empezó a ser el buscador más importante de Internet y con su diseño sencillo pero atractivo, se empezó a dar más importancia a las palabras clave, al contenido y algunos aspectos técnicos que antes no eran tomados en cuenta.

Hoy en día el concepto de SEO es tomado con bastante seriedad e importancia, tiene muchos más aristas y existen profesionales que se ocupan de llevar este tan importante tema. Gran parte del SEO se enfoca a Google y a las diversas actualizaciones de su buscador, el que cada vez es más fino, intuitivo y selectivo, dándole prioridad a los sitios relevantes y al contenido de calidad. Hoy es impensable tener una web o un medio por Internet sin trabajar el SEO.

Diferentes tipos de estrategia SEO

Las técnicas SEO se dividen en tres grandes grupos en función de donde se aplican, a continuación se analiza cada una de ellas.

SEO On Page

El SEO On Page es un término Inglés, que se  utiliza para hacer referencia a las optimizaciones que se pueden hacer en una página («On Page» = En Página), para mejorar su posicionamiento orgánico. Es decir, todo lo que depende directamente del administrador, ya que es el que controla la web. Son aquellos aspectos como:

La información meta, como por ejemplo el tittle o la meta-description

  • La URL
  • El contenido
  • El atributo <alt> en las imágenes
  • La estructura web
  • El enlazado interno
  • El código HTML

Optimizar el SEO On-page es un proceso imprescindible que toda página web debe cuidar si quiere aparecer en los resultados de búsqueda.

El objetivo del SEO On Page es “hacerle la vida fácil a Google”, para que pueda indexar las páginas de la forma más rápida posible… y clasificarlas según le interese al administrador.

Se podría decir que, mediante el SEO “On Page”, se va a intentar “explicarle educadamente” a Google cual es el propósito de una página.

SEO Off Page

El SEO Off Page comprende todas las técnicas que utilizas «fuera» de las páginas para conseguir un mejor posicionamiento.

En otras palabras, el SEO off page es la puesta en marcha de una serie de técnicas enfocadas a la consecución de enlaces externos que apunten a nuestra web para mejorar su posicionamiento orgánico en Google y otros buscadores.

Algunos ejemplos muy conocidos de estas prácticas son el «Link Building» y el «Guest posting», pero hay una gran cantidad de posibilidades que se puede explorar para mejorar un SEO Off Page, como las Redes Sociales, Foros o simplemente pedir enlaces a gente que se puede beneficiar de darlos.

Y por supuesto, ahora más que nunca se debe practicar el SEO Local, para posicionarse en los resultados del área física de influencia, un pueblo, una provincia, etc.

Si el SEO Onpage es esencial para sentar la base de un buen posicionamiento el SEO Offpage ayudará a llegar a las primeras posiciones.

La forma en que el SEO off page consigue mejorar el posicionamiento orgánico es elevando la puntuación en el Page Rank, que es uno de los factores incluidos en la fórmula o algoritmo de Google para determinar la posición que finalmente obtendrá una web tras las búsquedas de los usuarios.

El Page Rank tiene en cuenta diversos factores, entre ellos el número de visitas, la calidad de los contenidos y también la cantidad y calidad de enlaces que apuntan a una web. Y es, precisamente, en este último punto donde entran en juego las técnicas de SEO off page.

En realidad, todas las acciones efectivas de SEO off page se basan en la creación de contenido con valor añadido para los usuarios y que logren generar interés en otros blogs y webs de temáticas similares con autoridad en Google. A partir de aquí, se trata de cuidar al máximo las relaciones y poner en marcha colaboraciones interesantes para ambas partes.

De esta forma, poco a poco, se irá generando más links y de mayor calidad, lo que hará subir el Page Rank de la página, consiguiendo así tener a favor un factor muy importante para el posicionamiento.

Es importante tener en cuenta que, además de mejorar la posición en la red, el SEO off page ayuda a obtener prestigio en el sector, posicionándonos como expertos en determinados temas. Y no cabe duda de que reforzar la imagen va a ayudar a conseguir más clientes, ventas o cualquiera que sea el objetivo de una web.

SEO de contenido

Se aplica en el contenido del site, incluyendo las palabras clave adecuadas para cada una de las páginas y en los sitios relevantes de cada una de ellas. Para la correcta realización de este tipo de SEO es fundamental contar con una estrategia de keywords.

En esta fase deben estar implicados las personas encargadas de escribir estos contenidos, para lo que en muchos casos es necesario realizar una pequeña formación de redacción SEO para estos.

A la hora de realizar o agregar SEO a una web, es necesario combinar estas tres técnicas para conseguir los resultados esperados y en el orden que se recomienda seguir sería: primero optimizar el SEO On-page, luego mejorar los contenidos existentes y de nueva creación según la estrategia de palabras clave creada para rematar con el SEO off-page.

Black Hat SEO

El black hat SEO es el uso de técnicas para engañar al buscador Google, Yahoo, Bing, etc. con el fin de obtener resultados provechosos para quien lo hace en los resultados de búsqueda . La mayoría de las veces mejorando su posicionamiento en buscadores para las palabras clave trabajadas. A los que usan este tipo de técnicas se les denomina black hatter.

El término black hat proviene de las películas de vaqueros donde, normalmente, a «los malos» se le representa con sombreros negros mientras que «los buenos» van con sombrero blanco. De esta definición se puede deducir que lo contrario al uso de este tipo de técnicas se denominaría white hat SEO.

Estas técnicas se caracterizan por desafiar las normas y reglas de Google: interrumpir la navegación de los usuarios; no ofrecer una buena experiencia de usuarios ni usabilidad; por realizar acciones sin ningún sentido, SPAM, etc. Algunas de las empresas online más importantes han sufrido penalizaciones de Google a raíz de la utilización de estas técnicas.

Pero hay que dejar claro que el Black Hat SEO efectivamente es una técnica poco ética, pero en ningún caso ilegal. De hecho, aun siendo poco éticas y estar mal vistas por mucha gente, son muchos los profesionales del SEO que no dudan en utilizar estas técnicas para posicionar sus proyectos, disfrutando de unos beneficiosos resultados.

Técnicas más utilizadas dentro del Black Hat SEO

Keyword Stuffing: esta técnica se centra en la utilización excesiva de palabras claves dentro de un mismo contenido, con el objetivo de aportar una mayor relevancia que ayude a aumentar posiciones dentro de las SERPs, independientemente de que esas palabras tengan sentido o no. Una sobre optimización de keywords que será considerada por Google como SPAM.

Cloaking: aunque ya no suele utilizarse debido a la dureza de Google frente a los usuarios que la utilizan, el cloaking era una técnica que se utilizaba para mostrar un formato de web a los usuarios, cuando a Google se le mostraba otro, en el que únicamente se incluía la parte optimizada. Rompe con la naturalidad, ética y usabilidad que pide Google, ofreciendo unos resultados en funcón de que sea una búsqueda de usuario o de un bot.

Textos ocultos: esto se refiere a insertar un texto invisible a través de JavaScript, con el objetivo de que no resulte molesto para los usuarios, pero que sí que es apreciable para los motores de búsqueda.

Spinning: se trata de una técnica que permite la creación de contenidos como si fueran propios, a través de la reutilización de otros textos originales. Conscientes de que el contenido es fundamental para el posicionamiento en buscadores, mucha gente recurre a esta técnica con el objetivo de crear contenido, reduciendo tanto el tiempo como el gasto económico.

SPAM en blogs: también se penaliza la realización de SPAM en blogs. Esto consiste en poner comentarios sin ningún tipo de valor, en muchos casos mediante aplicaciones que lo hacen de manera automática, con la intención de conseguir enlaces hacia una página web.

SEO Negativo: el SEO negativo hace referencia a la utilización de técnicas que tienen la misión de perjudicar a la competencia. Estas técnicas pueden ser diferentes, como el hablar mal de cualquier otra web, transferencia de backlinks de mala calidad, realización de SPAM… En definitiva, acciones que provocarán la pérdida de posiciones a largo plazo.

Mailing Masivo: el envío masivo de correos electrónicos a los usuarios está considerado como SPAM, por lo que también está penalizado por Google. Este mailing masivo se realiza para tratar de ganar nuevos usuarios, a través del envío de novedades, ofertas o cualquier contenido relevante que pueda captar la atención del público.

Backdoors (puertas traseras): la técnica de la puerta trasera se centra en dejar enlaces y contenidos dentro de una web externa, de manera oculta. Esto se hace para tratar de subir posiciones en los rankings y a la vez, que esa página pierda posiciones en las SERP.

Hijacking: es una de las más agresivas, de ahí a que se utilice muy poco debido a que resulta complicado utilizarla sin que sea detectada previamente.  De alguna manera consistiría en clonar una página web, con el objetivo de conseguir enlaces así como menciones que hagan crear a los buscadores que se trata de la página original.

White Hat SEO

White Hat SEO son aquellas técnicas éticamente correctas que cumplen las directrices marcadas por los motores de búsqueda para posicionar una web.

Su objetivo es hacer más relevante una página para los buscadores. Para conseguir un buen White Hat SEO existen algunas características que debes tener en cuenta:

Contenido: Ofrecer un contenido que resuelva la duda que se plantea el usuario es primordial. Además, mostrar un contenido original y útil es la mejor forma de conseguir enlaces de otras páginas, esta técnica también es conocida como link baiting.

Diseño: Un diseño cuidado. Que esté adaptado a cualquier dispositivo y mejore la experiencia de usuario. Tener una web responsive puede ser un elemento fundamental para posicionar en resultados de búsqueda por móvil.

Código: Tener el código HTML bien estructurado. Cuanto más claras mostremos nuestras páginas a los buscadores mejor. Optimizar el rastreo nos ayudará a aumentar nuestra relevancia en buscadores.

Por ejemplo:

Utilizar meta etiquetas y microformatos que ayuden a describir bien el contenido de las páginas.

Utilizar las etiquetas inventadas por los propios motores de búsqueda, como es el caso de la etiqueta canónical para evitar contenido duplicado, suma puntos a la hora de conseguir un buen posicionamiento.

El White Hat SEO es la forma más beneficiosa de optimizar el posicionamiento de una web a medio-largo plazo.

Grey Hat SEO

De un modo sencillo, se podría definir el Grey Hat o el SEO gris como aquella estrategia de posicionamiento web basada en el uso de técnicas que aceleren dicho proceso, pero sin incumplir drásticamente las directrices de Google.

A diferencia del Black Hat, no se utilizan técnicas que puedan ser altamente penalizadas por Google, pero tampoco se centra en seguir a rajatabla las directrices de Google (White Hat), ya que esto tiene una desventaja muy notable.

Si la competencia está mejorando y acelerando su posicionamiento, pero tú no (porque limitarse a seguir “las normas” de Google), se está en una clara desventaja con ellos. Nunca viene mal saltarse, aunque sea de vez en cuando, las normas, ¿verdad?

Una de las ventajas principales del uso de técnicas Grey Hat es que no tienen por qué aplicarse solo a proyectos a corto plazo. El objetivo es posicionar más rápido y mejor (con acciones manuales y no naturales), pero que no por ello te penalicen a corto o largo plazo.

Importancia del SEO

Un estudio reciente realizado por Chitika afirmó que los sitios web que aparecen en la primera página de resultados en el buscador Google reciben el 91,5%, un 4,8% para la segunda página,  1,1% para la tercera y un 1,2% entre la cuarta y décima página.

A esto, sólo fijándose en la primera página, el primer resultado genera 18 veces más clics que el décimo según un estudio realizado por Slingshot SEO.

Más del 80% de los usuarios utilizan los buscadores para encontrar productos y la información que necesitan.

El mayor motor de búsqueda es Google y está atendiendo a más de mil millones de consultas diarias.

Según un último informe realizado por Nielsen, más del 74% de usuarios utilizan los motores de búsqueda antes de hacer una compra y el porcentaje de usuarios que utilizan los motores de búsqueda se incrementa cada día.

Así que si se tiene una web y se quiere que la visiten más allá de amigos y familiares es necesario apostar si o si por el SEO.

Linkbuilding o construcción de enlaces

El Link Building es uno de los fundamentos del posicionamiento web o SEO, que busca aumentar la autoridad de una página el máximo posible mediante la generación de links hacia la misma.

Los algoritmos de la mayoría de motores de búsqueda como Google o Bing se basan en los factores de SEO on-site y SEO off-site, estos últimos fundamentados en la relevancia de una web, cuyo principal indicador son los links que la apuntan o backlinks. Existen otra serie de factores, como el anchor text del link, si el link es follow o no, las menciones a marca o los links generados en RRSS.

Es importante tener en cuenta que a menudo los buenos contenidos son enlazados de forma natural, con lo que el esfuerzo por conseguir links sucede de forma orgánica y con un menor esfuerzo que por otras vías.

Link bait o link baiting

Es una técnica de atraer enlaces de forma orgánica mediante la creación de contenidos de gran valor. Uno de los factores esenciales para el posicionamiento en buscadores es el número de enlaces a una página determinada.

El Link Baiting pretende que un gran número de usuarios enlacen un contenido de nuestro sitio. Para ello se debe crear un contenido original, relevante y novedoso, como artículos, vídeos o infografías que llamen la atención de los usuarios.

De las diferentes técnicas de link bait destacan:

  • Proporcionar material descargable bajo licencias Creative Commons.
  • Establecer listas de recomendaciones
  • Son muy habituales los ataques a personas conocidas con el fin de mover a la opinión pública desfavorable a tu favor.
  • Aspectos humorísticos /amarillistas
  • Envío de notas de prensa con licencia Creative Commons.

Matt Cutts define este término como «cualquier cosa lo suficiente interesante para captar la atención de la gente».

El potencial del «link bait» en marketing es muy importante debido a su naturaleza viral.

A nivel SEO se define el Link baiting como la técnica web de crear un buen contenido, ya sea una historia, un vídeo, una imagen, un artículo de ayuda, una idea, una aplicación y promocionarlo adecuadamente para conseguir el mayor número de enlaces posible en un corto período de tiempo El Link Baiting es una de las técnicas utilizadas por los SEOs para conseguir un rápido linkbuilding, pero más difícil porque requiere de una alta capacidad creativa para que surta efecto.

Recomendaciones para aplicar SEO en tu sitio

Si se acaba de crear la web o ya se tiene desde hace tiempo pero no consigue tener visitas, se recomienda inviertir un poco de tiempo en realizar una buena estrategia SEO.

Hay muchos factores que se tiene que tener en cuenta a la hora de posicionar una Web, se recomiendan los siguientes:

El primero de los consejos SEO trata sobre Linkbuilding. Google ve los enlaces como recomendaciones. Es decir, si una web pone un enlace apuntando a tu página, entiende que te está recomendando y, si la Web tiene mucha relevancia y autoridad, la página enlazada subirá unas cuantas posiciones de golpe, sobre todo si está muy abajo. No obstante, estos enlaces, también llamados backlinks, no pueden ser de cualquier tipo.

Existen los enlaces Do Follow y los enlaces No Follow. Los primeros pasan autoridad desde la página de origen a la de destino mientras que los segundos no. Los que interesan son los Do Follow que provengan de Sitios Web con una autoridad de dominio elevada. Cuanto mayor sea, mayor será el empujón hacia arriba en los resultados.

El segundo consejo es hacer un buen Keyword Research ya que es la base de cualquier estrategia SEO. De nada sirve que optimizar la Web y sus contenidos con palabras clave que tengan pocas búsquedas o cuyo nivel de competencia sea muy elevado. Por ello, se recomienda que antes de realizar cualquier optimización, se apunte en un listado las palabras clave que se quiera posicionar e ir a una herramienta de palabras clave como KWFinder y ver si es factible utilizarlas o, si por el contrario, existen otras alternativas que puedan ser más interesantes.

La opción óptima no es escoger keywords con muchas búsquedas. Lo mejor es apuntar a keywords mid y long tail que, aunque tengan menor número de búsquedas mensuales, tengan una competencia menor con la que se pueda lidiar.

En tercer ámbito, uno de los factores que mejor funcionan en la actualidad y que lo seguirá haciendo, es la introducción de la palabra clave principal en el nombre de dominio y en las URLs del resto de tus secciones.

Si todavía no se ha empezado el proyecto y se quiere posicionarlo lo más rápido posible, se aconseja que a la hora de escoger el dominio se haga pensando en el keyword principal. Es decir, si por ejemplo se tiene una floristería en Madrid, un buen nombre de dominio sería floristeriamadrid.com.

Por otro lado, el resto de URLs del Sitio Web deben ser amigables. Esto quiere decir que se debe introducir palabras clave que tengan sentido con el contenido en el slug de la URL, para así evitar el uso de parámetros y caracteres raros que una persona no entiende.

Si se utiliza un CMS como WordPress, las URLs por defecto no son amigables por lo que se tendrá que ir a Ajustes > Enlaces permanentes y seleccionar la opción de “Nombre de la entrada”. De este modo, cada vez que se cree una nueva página o artículo, la URL contendrá el título descrito. No obstante, aún así se recomienda que se edite y acorte dejando solo las palabras clave principales.

El cuarto consejos es cuidar el porcentaje de rebote e intentar aumentar el CTR.

El CTR es el porcentaje de clicks que los resultados se llevan respecto a las veces que aparece en las SERPS de Google. Si los usuarios pinchan mucho en las páginas, más que en las que tiene por arriba, Google lo entenderá como que tu enlace es mejor que los de la competencia y los irá subiendo poco a poco.

El porcentaje de rebote es la tasa de usuarios que han ido a una página web y se han vuelto por donde han venido sin interactuar con ella. Esto principalmente se suele dar porque el título anuncie algo que luego no muestre en el contenido, o bien, porque tenga algún problema de usabilidad y responsividad para algunos dispositivos concretos.

Para 2017 Google ya ha dicho que la experiencia de uso será uno de los factores clave del Posicionamiento. Y el CTR y el porcentaje de rebote unidos, son uno de los mejores indicadores de ello.