9 mayo, 2021

Ellos también fracasaron 2 de 4

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.” – Robert Frost. Poeta estadounidense

Mira siempre hacia adelante, no hacia abajo ni hacia atrás, los tropiezos son enseñanzas y no motivo para detenerse, caminar siempre con la frente en alto con la certeza de que lo vas a lograr.

Los que lo han logrado no tienen súper poderes, ni son seres de otro planeta, sencillamente son personas que decidieron adoptar la perseverancia como filosofía de vida.

J.K.Rowling

Pasó situaciones muy difíciles en su vida, divorciada y criando a su hija dependía de la seguridad social mientras escribía el primer libro de Harry Potter. Ahora es internacionalmente conocida por los 7 libros que forman la saga de Harry Potter y es la primera persona multimillonaria gracias a la escritura.

“Cualquier cosa es posible si tienes suficiente valor”.

 

Thomas Alva Edison

El profesor de Thomas Edison le dijo que “era demasiado estúpido para aprender alguna cosa”. En su época de empleado fue despedido dos veces, se hizo famoso, entre otras cosas, por inventar la bombilla y aunque antes de hacer la primera buena tuvo mil intentos fallidos nunca se dio por vencido.

“No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan”.

Beethoven

Nació en un hogar de músicos y fue un niño prodigio como compositor pero a la edad de 30 años una sordera amenazó su carrera. Expresó a la sociedad su desesperación y disgusto ante la injusticia de que un músico pudiera volverse sordo, algo que no podía concebir ni soportar.

Incluso llegó a plantearse el suicidio, pero la música y su fuerte convicción de que podía hacer una gran aportación al género hicieron que siguiera adelante. Tubo el instinto de que aún había mucha música por descubrir, explorar y concretar.

“Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo”.

 Henry Ford

Ford sufrió varios fracasos automotrices en sus inicios, incluyendo Detroit Automobile.Co, que inició en 1899 y cuyos autos fueron considerados de poca calidad y demasiado caros para los clientes.

Ford continuó diseñando autos y logró un reconocimiento nacional por el auto demo “Ford 999”. En 1908, lanzó el Modelo T, un auto bien hecho y de precio razonable que pronto ganó tracción entre los consumidores estadounidenses. Las ventas anuales alcanzaron los $250,000 dólares en 1914.

«El fracaso es simplemente la oportunidad para comenzar de nuevo, en esta ocasión con más inteligencia».

Dice un proverbio Chino que si te caes siete veces debes levantarte ocho, no basta que se hagan muchos esfuerzos y conformarse con decir lo intenté, los resultados son los que hablan.

“El oro se prueba por el fuego; el valor de los hombres por la adversidad”-Séneca